Santo Domingo.- La premura por encontrar fuentes alternas al petróleo no está sólo determinada por el peligroso calentamiento del planeta, fruto de las emisiones de carbono y demás gases de efecto invernadero, que desde ya está teniendo efectos preocupantes para la supervivencia humana. Otro ingrediente se añade a esta urgencia. Se trata del denominado ‘Peak oil’, que significa que la extracción de petróleo ha llegado a su pico máximo y que empezará a decrecer, con su consecuencia más grave: una escasez de energía a escala planetaria.Kjell Aleklett, científico de la Universidad de Uppsala, en Suecia, afirma que el ‘peak oil’ ya se alcanzó y que la producción petrolera empieza a caer. Se acaba el petróleo.¿Es eso bueno? O, por en contrario, ¿es malo? Si se toma en cuenta que la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero estaría en declive, algunos entienden que ésa podría ser una buena nueva.En su artículo “La buena y la mala noticia del ‘peak oil’”, Andy Robinson, del …

Anuncios