El de Windows es uno de los emblemas más conocidos del mundo de la informática. Lo que no todo el mundo sabe, es que no siempre tuvo ese aspecto. El logotipo de Windows ha sufrido un largo proceso de transformación a lo largo del tiempo, comenzando con la versión utilizada en Windows 1.01 (1985), simple hasta el extremo, y el que más se asemeja a la “ventana a un nuevo mundo” que quería presentar el nuevo Windows: 4 rectángulos azules de distintos tamaños conformando un rectángulo de tamaño mayor.

Logo de Windows 1.01

No fue hasta Windows 3.1 cuando se introdujeron los primeros cambios, pasando a utilizar la ya conocida combinación de colores rojo, verde, azul y amarillo, seleccionados por tratarse de colores que contrastan bastante. En este diseño pixelado se adivinaba, además de la típica ventana, un principio de bandera, imagen que se potenciaría en Windows XP, buscando sugerir un deseo por el descubrimiento y la exploración.

Logo de Windows 3.1

Pero no adelantemos acontecimientos y sigamos con el logotipo de Windows 95, la versión que introdujo a millones de personas en la computación, cuyas pequeñas novedades consistieron simplemente en el uso de gradientes en los colores y en la rotación de la imagen unos 20 grados.

Logo de Windows 95

Y ahora sí, veamos el aspecto de Windows XP, el producto más exitoso de Microsoft hasta la fecha, y donde la ventana se pierde casi completamente, eliminando los bordes e introduciendo brillos y sombras para sugerir una especie de tela al viento.

Logo de Windows XP

En 2007, con Windows Vista, el emblema volvería a actualizarse, por última vez hasta ahora, utilizando un diseño más “2.0″, con brillos que sugieren que el logo está incrustado en un orbe de cristal.

Logo de Windows Vista

Sent from my iPhone

Posted via email from Stalin Gomez Posterous

Anuncios