via ALT1040 by Federico Erostarbe on 12/1/10


bd92b79fea wide Los humanos no podemos caminar en línea recta

El ser humano es capaz de llevar a cabo todo tipo de acciones, desde las más triviales a las más trascendentes. Sin ir más lejos, ayer les conté de un estudio (controversial, por cierto) sobre el origen del Universo y es que simplemente a veces parece no haber límite para el hombre. Bueno, no tanto, ya que somos incapaces de caminar en línea recta.

Esa, por lo menos, es la conclusión de un estudio llevado a cabo en el Instituto Max Planck: si caminamos con los ojos vendados, en el medio de la noche o a oscuras, es decir sin ningún apoyo, no podremos caminar en línea recta. Sí o sí nos inclinaremos hacia uno u otro lado y terminaremos caminando en círculos.

Esto, en principio, podría tener varios motivos: se piensa que puede ser debido al predominio de un hemisferio cerebral por sobre el otro o gracias a la mínima diferencia en el tamaño de las piernas. De todos modos, de acuerdo al estudio no hay ninguna causa concreta. Claro, no quiere decir que no exista una causa sino que no se la conoce y por lo tanto no es ninguna de las recién mencionadas (quizás se trate de una sumatoria, pero lo cierto es que no se sabe).

Si miran la imágen pueden ver que la línea amarilla representa a una persona con los ojos vendados a la que se hizo caminar de día, por lo que a pesar de estar vendanda algo veía. Las líneas azules, por el otro lado, representan personas a las que se las sometió a la prueba en horas nocturnas, con un cielo nublado. La diferencia es notable y los resultados se repitieron una y otra vez, no se trató de un caso único.

¿Quién no ha caminado aunque sea unos metros con los ojos cerrados? Puedes llegar a marearte y a perder la coordinación a una distancia muy pequeña. Curioso, teniendo en cuenta lo útil que debería haber sido esta capacidad al hombre en sus orígenes, cuando debía competir con otras especies por la supervivencia.

Vía: NPR

Anuncios